GeoFly

Nuestros vehículos aéreos no tripulados (UAV) pueden emplearse en la vigilancia de cultivos y dentro de lo que se llama ‘agricultura de precisión’, que trabaja para opimizar la gestión de una plantación y evaluar con mayor precisión la densidad óptima de siembra, además de tomar decisiónes al respecto del uso de fertilizantes, frecuencia de riego y otras posibilidades, como predecir con más exactitud la producción de los cultivos.

Los UAV pueden realizar vuelos programados para realizar controles en cultivos (un uso indicado, por ejemplo, para el control de subvenciones agrarias), o detectar el estrés hídrico (falta de riego) en las plantaciones apostando por el uso eficiente del agua.

Además, los UAV también son capaces de detectar estrés nutricional en los cultivos (uso óptimo de fertilizantes sólo en las zonas en las que es necesaria su aplicación) y de realizar una detección temprana de enfermedades y plagas en los mismos. Los UAV son también capaces de realizar de una sola pasada chaqueos vegetales que determinen los principales índices de calidad de un cultivo, así como de generar inventarios y supervisar áreas fumigadas, entre otras aplicaciones.

Aplicaciones:

Control de subvenciones agrarias

Detección de stress hídrico en cultivos para manejo eficiente del agua

Detección de stress nutricional en cultivos

Detección temprana de enfermedades y plagas en cultivos

Ïndices relativos a calidad en cultivos (ej. Vid)

Generación de inventarios de áreas de cultivos

Supervisión de áreas fumigadas